Buenos Aires. Esta semana la OMS denomino pandemia al ataque del coronavirus que esta en casi todo el mundo.  Por tal motivo se suspendieron eventos muy importantes internacionales, entre ellos el Medio Maratón de New York, varios Gran Fondo de ciclismo. Acá en Argentina se suspendió entre otros el Adventure Race de Tandil, el Triatlón Ciudad de San Pedro y hasta la multitudinaria Carrera Unicef. Uno de los organizadores más importantes de nuestro país, el Club de Corredores, suspendió todas sus actividades para marzo y abril.

En la mayoría de los casos, las organizaciones esperaron a comunicados oficiales de organismos del estado que prohibían eventos masivos deportivos para efectivizar suspensiones o postergaciones de las carreras. Cabe destacar que también se reglamento de urgencia al fútbol, el deporte que atrae a la mayor cantidad de aficionados.

Pero mas allá de las reglas oficiales entre la población, pero este caso los deportistas surgió algo mas estresante.
En dialogo con una corredora de MTB, que da clases de personalizados en un gimnasio nos dijo «la gente viene muy nerviosa, no saludan con la mano, menos con un beso y exigen mucha distancia. Esta muy bien para cuidarse, pero ya raya con lo histérico»

Otro profesor que da clases al aire libre, notó lo mismo «parece que la gente tomo conciencia de un día para otro, pero a su vez la puso muy nerviosa»

En las redes se pueden leer en los grupos de Facebook que ya varios dejan a sus teams  de entrenamiento y por un tiempo saldrán solos a correr o rodar.

En las redes, se dejo mucho de lado la publicación de tiempos de carreras y de recetas «mágicas» para correr mejor y mas rápido, para dar paso a un bombardeo constante sobre el coronavirus.
Posteos informativos, memes, comentarios de «gente que sabe» mas datos de dudosa fuente, en algunas personas no ayudan, creando una histeria colectiva que paraliza.

Este nerviosismo causado por el coronavirus también se vio en las compras de los supermercados

Esperemos que vuelvan las carreras, que se normalice la circulación de personas asi vuelve la paz y todos podramos correr, entrenar y trabajar sin riesgos.