¿Por qué nunca deberías correr con las manos ocupadas?

Correr con las manos ocupadas puede no parecer una gran cosa, pero sostener el teléfono, llaves o una simple botella de agua durante el ejercicio es un hábito peligroso que puede conducir a una mala forma de correr y a un mayor riesgo de lesión.

¿Hacer ejercicios con resfrío o gripe?

Acudes al médico y te dice que suspendas tus actividades aeróbicas, pero, ¿está es necesario hacerlo?

¿Embarazada?, ¡no dejes de correr!

Correr y ejercitarte durante el embarazo te dará más salud y ayudará al desarrollo y parto de tu bebé, pero antes, debes de consultarlo con tu doctor.