Vivas y Calderero, ganadores de los “21K Dí­a de la Patria”

10

Los atletas Matí­as Vivas y Rosana Calderero ganaron de punta a punta la sexta edición del medio maratón “21K Día de la Patria”, organizado por Gerardo Haro y auspiciado por la Municipalidad de Trelew.

Trelew, Chubut.   La prueba atlética denominada “21K Dí­a de la Patria”, se inició minutos después de las 10 desde la localidad de Gaiman y ya desde el arranque mismo de la prueba, Vivas marcó el paso, sacó diferencias, y se cortó sólo arriba para tratar de imponer el ritmo que le permitiera ir en busca de lograr el objetivo que se habí­a planteado, de bajar la marca de una hora y diez minutos.

No lo pudo conseguir por apenas un minuto. Estableció un registro de 1.11.8 h. Pero relegó por más de dos minutos a su más próximo perseguidor, Lucas Grosso, y consiguió su revancha de ganar la competencia, en la que el año pasado habí­a sido segundo.

“Contento por el primer puesto. Si bien el objetivo era bajar la marca, el viento se sintió. Y trabajé sólo toda la carrera, y eso lo notás. Desde el kilómetro diez me di cuenta que no iba a poder llegar a la marca, más teniendo en cuenta que vení­a trabajando sólo. Pero entrené duro para esta carrera y por suerte se me dio”, explicó ni bien cruzó la meta el atleta que ahora apuntará al medio maratón de Buenos Aires.

El ganador recibió³ el banderazo de manos del Coordinador de Deportes de la Municipalidad de Trelew, Alejandro Vargas, y el intendente lo coronó con la medalla como ganador y un caluroso abrazo.

Por su parte, la comodorense Rosana Calderero, destacó la iniciativa de tener que marcar ella misma el ritmo de competencia teniendo en cuenta que ninguna otra competidora lo hizo.
“Salimos y pensó que Adriana (Millahuala) o Paola (Mercado) iban a tirar. Pero no lo hicieron. Entonces acomodé el ritmo (4 minutos por kilómetro) y en la trepada me prendí­ a un grupo de varones y traté de seguirlos hasta la llegada a Trelew”, explicó la atleta.
A medida que fueron llegando los atletas, la organización tení­a montado el espacio para la rehidratación y para recuperar calorí­as mediante naranjas y bananas, así­ como un cuerpo médico previendo cualquier anomalí­a propia del esfuerzo que acababan de realizar los atletas. Y cada uno se llevó la medalla “finisher” además de la premiación correspondiente.

Fuente: El Diario de Madryn