Guiseppe_Ottaviani

El atleta italiano Guiseppe Ottaviani se proclamó ayer campeón del mundo de salto de longitud, con una marca de 0,83 metros

Que la edad es sólo un número se demuestra cuando uno deja de contar los años y empieza a pensar en sueños que le quedan por cumplir. Hace más de treinta años desde que el italiano Giuseppe Ottaviani decidiera que su jubilación no sería el inicio de una etapa decadente, sino el de una nueva carrera… Tras debutar como atleta a los 70 años, este hombre se llevó ayer el título del más veterano del Mundial que se celebra estos días en Málaga y sumó un oro en salto de longitud a sus 102 años, con una mejora tentativa de 0,83 metros, ante gritos cariñosos de ánimo y un aplauso incesante desde la grada del Ciudad de Málaga. Nadie podía creerlo, un centenario lanzándose al foso con toda su energía, sin importarle el hacerse daño o lesionarse en alguna de aquellas caídas.

Procedente de una pequeña localidad del centro de Italia, Sant’Ippolito, con poco más de 1500 habitantes, lleva una vida de lucha, nunca mejor dicho. Nació en la Primera Guerra Mundial y le tocó realizar su servicio militar en el ejército italiano de aviación, durante la Segunda. Aunque no dedicó enteramente su vida a luchar por la patria, sino que decidió dejarlo a un lado para ser sastre, un oficio que le inculcó su madre. Las mujeres forman parte indispensable en su vida, concretamente dos de ellas. La primera, desde el día en que abrió los ojos; la segunda, el día en que se enamoró. Nunca se alejó del pueblo que le vio crecer, donde reside hoy día junto a su esposa, de 93 años, la que le ve cada mañana salir a entrenar.

Mientras que queden fuerzas y le sobren ganas, Ottaviani, al que muchos ya han bautizado como ‘SuperPeppe’, asegura que no dejará de competir. De momento, ya ha dejado de contar las preseas a nivel nacional e internacional que acumula en su casa, además de algún que otro récord del mundo desde la categoría de más de 95 años en modalidades como el salto de longitud o el triple.

Fuente: Diario Sur