Juego limpio en el triatlón

La Unión Internacional de Triatlón ha anunciado la sanción impuesta al triatleta español Víctor Sánchez García. El triatleta cometió una violación de las normas antidopaje destapada con un control de dopaje realizado el 6 de julio de 2018 en Fyn, durante el ITU Multisport World Championships Festival.

En Fyn el triatleta finalizó en 4 ° lugar en el Mundial de Aquabike en 40-44, 2 ° lugar en Duatlón Sprint y consiguió la victoria en su grupo de edad en el mundial de Duatlón. Sin embargo, la muestra de orina analizada por un Laboratorio acreditado por la AMA en Oslo ha revelado la presencia de efedrina, oxilofrina y tamoxifeno.

La efedrina y la oxilofrina están clasificadas como estimulantes de la sección S.6 en la Lista de Prohibiciones de la AMA, mientras el tamoxifeno está clasificado como hormona de sección S4 y modulador metabólico en la Lista de Prohibiciones de la Agencia Mundial Antidopaje.

¡Próximo evento imperdible!

Ante los resultados, el 21 de agosto de 2018, la ITU procede a enviar al deportista un aviso de una posible infracción por dopaje. Este aviso explica el posible cargo, ofrece al atleta una suspensión provisional voluntaria hasta que se resuelva el asunto y le brinda gran cantidad de derechos y opciones disciplinarias, incluida la posibilidad de admitir sin demora la infracción de las normas antidopaje.

Falta de pruebas en la alegación
Poco después, a través de varias declaraciones escritas, el atleta admite de inmediato la violación de la regla antidopaje y renuncia al análisis de su muestra B. Sánchez García explicó que la efedrina y oxilofrina son motivo de un tratamiento de crisis asmática aguda y rinoconjuntivitis aguda, cuyo medicamento prescrito contenía tanto la efedrina como la oxilofrina. Tras recibir el aviso de ITU de una posible violación de las reglas antidopaje, solicita una TUE retroactiva para el uso de estas dos sustancias con AEPSAD (Agencia Estatal Antidopaje), pero es denegada.

Con respecto al descubrimiento del tamoxifeno, explica que hace poco más de un año se fracturó su quinto metatarso en el pie derecho y buscó un tratamiento alternativo de regeneración ósea. Alega que el tamoxifeno fue prescrito en dicho proceso y que solo lo utilizó durante la mitad del ciclo previsto, por lo que, según él, no mejora el rendimiento.

El triatleta no ha podido presentar pruebas que puedan avalar sus explicaciones, por lo que el 7 de septiembre de 2018 la ITU envió al deportista la notificación de infracción de la regla antidopaje y una suspensión de dos años que estará retroadaptada a la fecha de recolección de la muestra.

Los resultados obtenidos por el Sánchez García serán descalificados con todas las consecuencias resultantes, incluida la pérdida de títulos, premios, medallas, puntos, premios y el dinero. La sanción comenzará desde 6 de julio de 2018, por lo que podrá reanudar la competencia el 6 de julio de 2020.