Tres misioneros en el Ironman de Florianópolis

20

Matias Mauri logró el recorrido en 12:05 horas, Javier Viñas en 14 horas y Ariel Poschka en 14:15 horas.

Tres misioneros compitieron este fin de semana en el triatlón más exigente del mundo, el Ironman 2018 se realizó en Florianópolis Brasil, la competencia implica 4 kilómetros de nado en mar, 180 kilómetros de ciclismo y 42 kilómetros de trote a pie. Los representantes de la tierra colorada fueron Matias Mauri que logró una marca de 12 horas 5 minutos, Javier Viñas 14 horas y Ariel Poschka 14 horas 15 minutos.“La isla se prepara para recibir a los 2 mil atletas, familiares y amigos, es increíble” cuenta Mauri a Misiones Online tras su tercera competencia Ironman, “me prepare muchísimo para esta carrera, mi objetivo era bajar las 13 horas 15 minutos de mi primer Ironman, y ahora hice en 12 horas 05, pude mejorar en el agua que era mi punto débil”

Prepararse para esta competencia requiere horas de entrenamiento previo entre trote, ciclismo, natación, gimnasio, yoga y una buena alimentación. Durante la misma competencia el atleta debe alimentarse e hidratarse para superar tantas horas de competencia. “me baje de la bicicleta muy bien y arranque el trote que es mi punto fuerte, a partir de los primeros 21 km empecé a sufrir la carrera y trataba de comer e hidratarme en todos los puestos que había”

El aliento del público es crucial para una competencia de tanta exigencia como lo es un Ironman y el público de Florianópolis se preparó para recibir a los competidores, “nunca pare porque la gente es increíble como alienta, la calidez es impresionante, te ayudan a terminar la carrera”. En los últimos dos kilómetros se debe pasar por el pasillo de los héroes donde la gente esta a los costados alentando, “pasar el arco, ver a mi familia fue impresionante, le pones el moño a un entrenamiento de meses sea cual sea el resultado” indicó Mauri.

Otro detalle de la organización brasilera fueron cartas escritas por niños brasileros en situación de pobreza que son incluidos en programas de iniciación en triatlones. Estas cartas eran motivacionales y acompañaban al kit de acreditaciones de cada competidor, de esta manera cada corredor apadrinaba a un niño durante la carrera.

Fuente:  Misiones On line