Simón Cabrera: Pesaba 120 kilos y hoy es atleta

13

Llegó a pesar 120 kg. hasta que se propuso adelgazar. Para lograr este objetivo, mientras cumplía con una dieta comenzó a correr, y con el tiempo se convirtió en un destacado atleta. 

Santa Rosa, La Pampa.   Cabrera nació hace 24 años en Santa Rosa y trabaja de cocinero. El pasado domingo, en Toay, se impuso en la prueba de 5 kilómetros a beneficio de LUCI (Asociación de Lucha contra el Cáncer Infantil), superando en un emocionante embalaje a Víctor Toledo.

En Toay, Cabrera mostró una vez más que es uno de los atletas más rápidos de la actualidad. Su temperamento aguerrido lo lleva a dar pelea por un lugar en el podio desde que arranca la competencia, y no se siente intimidado por algún corredor de renombre.
Cabrera explicó que hace tres años pesaba 120 kilos. “Comencé a trotar para bajar de peso. De a poco me convertí en atleta, y arranqué con las competencias una vez que había alcanzado un buen estado físico. Hoy peso 70 kilos”.

“Me sentía un obeso, y el deporte no sólo me cambió la vida, me salvó la vida”, enfatizó Cabrera, al tiempo que agregó que al atletismo lo disfruta, y que es parte de su rutina.
El atleta experimentó no sólo un cambió físico, sino que además sintió que algo había cambiado en su interior. “Ahora disfruto más de las cosas simples. Todo el proceso que me llevó para adelgazar y convertirme en atleta, me hizo madurar como persona. Veo que toda la vida es linda”.

Consultado sobre cuál es la clave para alcanzar el nivel que muestra en cada carrera, Cabrera respondió: “Para poder alcanzar un buen nivel tuve que entrenar mucho, y lo sigo haciendo. El entrenamiento me lo tomé como si fuera un segundo trabajo, con esa responsabilidad. No pongo pretextos, salgo siempre a correr para que mi nivel no decaiga. No miro si hace frío o calor, o si estoy resfriado”.

El deportista confesó que no puede seguir una dieta estricta porque le sale caro. Su estrategia es cuidarse en las comidas y hacer ejercicios. “Logré un equilibrio. Me cuido en las comidas y salgo a correr. De esta forma puedo mantener el peso”.
Cabrera disfruta de su presente deportivo. Tiene en claro que no quiere volver a engordar, y su meta es seguir mejorando. Sabe que ahora bajar las marcas es cada vez más difícil, pero está dispuesto a intentarlo. “Me gusta la vida que llevó, y sé que sigo entrenando duro todo es posible”.

La carrera.
El domingo, en Toay, Cabrera protagonizó una emocionante carrera. No sólo que superó en el sprint a Víctor Toledo, sino que además logró doblegar a destacados rivales como por ejemplo a Alfredo Aguirre.
“Fue una prueba muy ajustada, los rivales que tuve todos son buenos. Toledo no está en su mejor momento, todos lo sabemos”, sostuvo Cabrera después de la victoria del domingo.
Cabrera indicó que tras una semana de intenso entrenamiento, el sábado descansó todo el día para llegar con fuerzas a la carrera del domingo. “Me sentí bien, con buen estado. Por esta razón mantuve el ritmo y pude llegar con fuerzas para poder acelerar el paso en el último kilómetro”.

Fuente: La Arena