Al no cesar la ola de robos de bicicletas en Buenos Aires cada vez es mas peligroso salir a entrenar solo

Buenos Aires. No es novedad entre los ciclistas que ya no se puede salir a entrenar solo. Buenos Aires capital y el conurbano bonaerense en los últimos 15 años se ha tornado muy complicado entrenar en los lugares habituales.

En el oeste de la capital Argentina, mas precisamente en el Acceso Oeste, ya muchos dejaron de entrenar en la colectora. Se roba a cualquier hora y día, pero se debe tener mas cuidado por la tarde en la semana, es cuando las calles están vacías, aprovechando los ladrones para no ser vistos.

En la curva que esta en el peaje de Ituzaingó, sobre colectora mano a Buenos Aires, es uno de los lugares preferidos por los cacos.
Otra zona peligrosa es la colectora pero a la altura de Moreno, lugares en donde fueron asaltados padre e hijo Baez, un robo en plena semana a la luz del día.

Muchas zonas de Quilmes también son peligrosas. Los ladrones no se fijan si son menores, mayores o mujeres.
En esta ultima localidad fue atacada Vane Ines B que relató:  “Sali como todos los días, llegue a la rotonda de Alpargatas y pegue la vuelta. Ya volviendo a casa a la altura del ombú no se de donde aparecieron dos tipos en moto, me empujaron de una patada, caí al piso y uno comenzó a tironear de la bici. Yo todavía trabada de un pie con mis calas, no podía destrabar y me empezaron a arrastrar. Entre la desesperación y los gritos dos autos vieron la situación y se le fueron encima a los tipos de la moto. Ellos querían llevarse mi bici pero como no podían me pegaron patadas hasta en la cabeza.”

En las cercanías de La Plata, mas precisamente en la Ciudad de los Niños, el Flaco Menini hace un tiempo sufrió el robo de su bicicleta “eran 10 chorros armados en 5 motos”

En dupla, en banda, sobrios, drogados, con cuchillos o con armas los robos parecen ir en aumento y el tema parece no tener solución.

Los ciclistas tratan de evitar barrios de emergencia, en donde vive gente honesta pero también ladrones, pero esta precaución muchas veces no alcanza. Uno puede ver como estos barrios crecieron en la ultima década, los de Moreno en el oeste, los de Berazategui sobre la ruta 2 (el ej del Barrio Pepsi) las zonas peligrosas de Tigre y de Pacheco pero esquivarlos es solo una parte de la solución.

Ante el poco accionar de la policía, quienes dicen muchas veces no tener recursos, lo ideal es salir a pedalear en pelotón, cuanta mayor cantidad de ciclistas mejor.

Desde ya es casi imposible dejar la bicicleta “atada” en la calle. En un descuido esta es robada por mas sofisticado mecanismo de seguridad que tenga.

Otra opciones ir a pedalear  y entrenar mas tranquilo es ir al circuito cerrado de Ezeiza, al KDT de Buenos Aires o al Parque Sarmiento.