Eliud Kipchoge va por el nuevo récord mundial de maratón debajo de las 2 horas

Eliud Kipchoge ya intentó en mayo del 2017 bajar ese tiempo, ahora lo volverá a intentar el próximo mes de octubre en Viena.
Para lograr este cometido esta todo calculado, hasta las liebres sera lo mejor que hay después de él, los hermanos Ingebrigtsen.

Cuando el clima sea favorable, entre el 12 y 20 de octubre será el evento.  Como pasó en el 2017, la prueba al no ser avalada por la IAFF, de bajarse las 2 horas ese tiempo no se tomará como récord. Desde ya este dato no le importa en lo mas mínimo a los sponsors ni al mismísimo Kipchoge.

Kipchoge expresó «Creo que se trata de historia, de dejar un legado. No se trata de hacer un récord mundial, eso ya lo he hecho. Esto es para la humanidad, es como pisar la luna, subir la montaña más alta e incluso ir al medio del océano. No tengo dudas en absoluto».

¡Próximo evento! ¡Próximo evento! ¡Próximo evento!

Kipchoge tendrá 30 liebres, entre los hermanos Ingebrigtsen, que lo ayudaran en un circuito de 9.6 Km con un choche que los acompañara adelante marcadole el ritmo.

La dieta
El keniano explicó que su entrenamiento marcha bien, que se levanta cada día antes de las seis de la mañana y que corre 200-220 Km. cada semana. «Lo que ha cambiado es la preparación mental. Estoy realmente mejor preparado mentalmente y esta vez sé lo que sucederá. Ciertamente me siento bien».

Kipchoge solo ve a su familia, que reside en el municipio colindante de Eldoret, los fines de semana. El fisioterapeuta contó «ni tan siquiera hacen falta los cuchillos porque siempre se come lo mismo». «Arroz con alubias por el almuerzo e ugali (masa de maíz muy habitual en Kenia) con carne o vegetales por la noche. Es monotonía pura y dura que ha nosotros nos costaría mucho aguantar, pero que para ellos son condiciones similares a las que vivían en sus casas».

«Algunos creen que es imposible. Respeto su opinión, pero deberían respetar la mía. Mi equipo y yo creemos que es posible. Demostraremos que se equivocan», dice el mejor maratonista de la historia. «Era como un boxeador que se sube al ring y no sabe lo que va a pasar. Pero ahora estoy preparado sé lo que pasará», dice Kipchoge.