Maratón Islas Malvinas

El atleta que participó en la maratón en Malvinas protagonizó un incidente y ahora deberá aguardar un dictamen para saber cuándo volverá a Curuzú Cuatiá en Corrientes

Daniel Ujhelly partió desde Curuzú Cuatiá para participar de la Maratón Internacional de las Islas Malvinas, conocida como la competencia federada más austral del mundo. “Fue una experiencia maravillosa, tuve mucha suerte con el clima ya que fue particularmente tranquilo y soleado ese día y no tuve que enfrentar fuertes vientos como había pensado. Me sentí cómodo y contento durante el recorrido, por momentos me costaba darme cuenta que era algo real, que finalmente estaba corriendo en las islas Malvinas. Fue un sueño hecho realidad”, expresó el atleta en su cuenta de Facebook para describir lo que vivió el domingo 24. Una jornada en la que desarrolló la maratón de 42 kilómetros.

Cuando se lo intentó comunicar para que de detalles de la prueba, esto no pudo concretarse, el atleta comentó que tuvo un inconveniente y que prefería esperar unos días hasta que se resolviera la situación por la que aún no podía salir de las islas. En este sentido, indicó que debía aguardar una audiencia con autoridades judiciales del archipiélago que estaba prevista ayer a las 15.

Sobre el motivo por el cual tuvo que comparecer, Ujhelly contó que durante una de sus recorridas, encontró unas municiones abandonadas que corresponderían a fusiles utilizados por los argentinos durante el conflicto. “En ese momento mis sentimientos patrios me vencieron”, expresó el atleta, quien luego agregó que “la finalidad por las que tomé esas piezas fue para llevarme un recuerdo del conflicto bélico”.

Asimismo, destacó que “es un patrimonio histórico, yo no las considero un proyectil que pueda ser disparado porque estuvo muchos años a la intemperie y presumiblemente no se encontraría apto para disparar. Además, para eso se requiere un artefacto, es decir, un arma”.

No obstante, cuando se disponía a embarcar en el vuelo de regreso, el escáner detectó las municiones y se produjo un incidente que derivó en que el atleta fuera detenido y le impidieran salir de la isla. Sobre ese hecho, Ujhelly contó a la emisora que si bien fue un momento incómodo las autoridades locales lo trataron bien. Posteriormente, pudo retornar al hotel pero no embarcarse en un nuevo vuelo, “ya que presuntamente me imputan delitos graves”, dijo a El Litoral, aunque aclaró que no tenía mayores detalles al respecto. Esas cuestiones les serían informadas en la audiencia que mantendría con el fiscal, ante quien tenía previsto aseverar que nunca tuvo intenciones de detonar esas municiones, sino tan sólo traerlas a modo de recuerdo del conflicto bélico del 82.

Consultado anoche, el atleta expresó: “Hoy mejoró mi situación procesal. Hablé con el fiscal y me redujeron los cargos. Ahora estoy imputado por tenencia de municiones, pero como un caso que será tratado en forma sumaria. Eso significa que no iré a juicio”. Al mismo tiempo aclaró que “la forma sumaria es similar a la administrativa de nuestro país, algo así como una contravención”.

No obstante, indicó que tiene que concurrir “el viernes a las 10 al Palacio de Justicia donde en una audiencia pública se tratará mi caso”. En esa jornada, el atleta podrá dar detalles de cuál es su situación y cuándo podrá volver nuevamente a Curuzú Cuatiá.

Fuente: El Litoral