Largada de un maraton

Un equipo ha estudiado la forma en que se mueven los corredores durante estas carreras y es capaz predecir su comportamiento mediante modelos hidrodinámicos.

Hablar de una “marea humana” para referirse al movimiento de miles de personas en una manifestación o en la salida de una carrera popular dejará de ser una metáfora para convertirse en una descripción precisa de lo que sucede.

En un trabajo publicado en la revista Science, un equipo de investigadores ha demostrado que los movimientos de las masas en este tipo de aglomeraciones no solo recuerda al de un fluido, sino que se pueden utilizar las mismas herramientas que se utilizan en hidrodinámica para predecir su comportamiento.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de Nicolas Bain y Denis Bartolo ha estudiado durante varios años consecutivos los movimientos de los corredores en la salida de la maratón de Chicago. Los autores aplicaron modelos matemáticos que se usan en hidrodinámica para analizar las progresiones de la masa y han descubierto que encajan con los movimientos que se producen en muchos fluidos.

Mientras se dirigen a la línea de salida, por ejemplo, los corredores se detienen en pequeños grupos que, al avanzar, generan cambios en la densidad y velocidad del grupo entero, generando un patrón similar al de un tren de olas en el océano. De hecho, estas olas viajan entre la multitud a una velocidad constante, según los autores, y sucede exactamente lo mismo en otras carreras analizadas con el mismo sistema, como las maratones de París y Atlanta.

Podría ayudar a diseñar planes de evacuación en manifestaciones, conciertos o partidos de fútbol

El resultado de este trabajo no es una simple curiosidad, sino que puede ser una herramienta muy útil para predecir el comportamiento de las multitudes en acontecimientos como manifestaciones, conciertos o partidos de fútbol y ayudar a diseñar planes de actuación y evacuación. “El éxito de la aproximación de Bain y Bartolo abre un montón de caminos para futuros trabajos más generales sobre el comportamiento colectivo”, escribe Nicholas Ouellette en un artículo de análisis de la misma revista. Y nos acerca a entender mejor qué puntos tenemos en común con otras criaturas colectivas como las hormigas y las abejas.