ideas erróneas sobre las cervezas

«La cerveza no es isotónica. Es un mito. Aunque el contenido de alcohol en algunas cervezas pueda ser relativamente bajo, jamás se debe sustituir por una bebida isotónica ni por agua después del ejercicio físico». Así lo ha afirmado Ana Antón Solanas, actual directora del programa de Nutrición Deportiva de la Universidad de St. Mary’s (Reino Unido), en la Universidad de Navarra.

ISegún esta experta, graduada de la Facultad de Farmacia y Nutrición del centro académico y Máster en Nutrición Deportiva por la Oxford Brookes University, la estrategia nutricional de un deportista de élite es compleja y requiere de un seguimiento y control por parte de un experto. Sin embargo, «cualquier persona que entrene a menudo, aunque no sea profesional, debe cuidar la alimentación para lograr una recuperación adecuada y alcanzar ciertos objetivos». La base siempre es una alimentación «saludable, variada y equilibrada», añade la experta.

Sobre la necesidad de tomar suplementos nutricionales cuando se practica deporte con intensidad, Ana Antón Solanas considera que a pesar de que pueden desempeñar su función, e incluso resultar necesarios, para los deportistas de élite, «la población general no los necesita». «En todo caso, mi consejo para la gente que se toma muy en serio su entrenamiento es que antes de recurrir a ellos consulten con un nutricionista deportivo para evitar dosis, e incluso productos, inadecuados», indica.

¡Próximo evento! ¡Próximo evento! ¡Próximo evento!

En cuanto al recurso a dietas ‘milagro’, como la dieta paleo -rica en carne cruda- o la dieta keto -rica en grasas-, la especialista en nutrición deportiva asegura que «no suponen ninguna ventaja en cuanto a rendimiento deportivo ni siquiera como dieta saludable». «Es cierto que dietas altas en grasa se utilizan en nutrición deportiva en diferentes ocasiones. Algunos atletas de ultra-resistencia consumen una dieta muy alta en grasa y muy baja en hidratos de carbono;e incluso se recurre a ellas para promover cambios en la composición corporal relativamente rápidos, pero siempre de un modo controlado», expone.

Una opción que sí es compatible es la práctica de deporte de forma intensa con la dieta vegana (que no ingieren carne, ni huevos ni derivados lácteos): «Si bien es cierto que la mayor parte de la gente que lo hace tiene que consumir algún tipo de suplemento que complemente la dieta. En todo caso, mi consejo siempre es consultar con los expertos en nutrición si se va a llevar una dieta vegana».