Pelirgo en las bebidas isotonicas

Los atletas de élite y profesionales tienen una cantidad “sustancial” de problemas dentales, a pesar de practicar una buena higiene bucal, se afirma en el estudio, publicado en la revista British Dental Journal.

Los investigadores estudiaron a 352 atletas profesionales y de élite, 256 de los cuales estaban en vías de competir en los Juegos Olímpicos de Río de 2016. Estos atletas participaron en pruebas de resistencia, fuerza y poder, y en eventos mixtos como los deportes de equipo. Entre estos estaba la natación, ciclismo, el fútbol soccer, el remo, el hockey, la navegación a vela y el atletismo.

Los participantes tenían edades de entre 18 y 36 años, con una edad promedio de 25. Del número total, 344 respondieron un cuestionario sobre variables entre las que se incluían con qué frecuencia se cepillaban los dientes, cuánta azúcar consumían, si fumaban, si consumían goma de mascar y cuándo habían hecho su visita más reciente al dentista.

¡Próximo evento! ¡Próximo evento! ¡Próximo evento!

La mayoría de los atletas se cepillaba los dientes dos veces al día, y 40 por ciento había acudido al dentista en los últimos seis meses: estos dos pasos se consideran positivos para mantener una buena salud bucal.

Sin embargo, las bebidas deportivas formaban parte de la alimentación de 80 por ciento de los atletas, quienes las consumían mientras entrenaban o competían. Estos productos ácidos producen erosión en los dientes, señalan los investigadores. Alrededor de 58 por ciento de los participantes consumían barras energéticas y 70 por ciento empleaban geles.

Los autores señalaron que esos productos se venden sin ningún tipo de orientación sobre la salud bucal.

El riesgo de problemas dentales también puede aumentar por los cambios en la composición de su saliva durante y después de un ejercicio intenso, afirmó el equipo.

Los investigadores reconocieron que sus hallazgos eran limitados debido a que dependían de que los participantes dijeran la verdad con respecto a sus hábitos.

Julie Gallagher, del Centro para la Salud y el Desempeño Bucal del Instituto Dental Eastman del University College de Londres, comentó en una declaración: “Encontramos que la mayoría de los atletas que participaron en nuestro estudio tenían buenos hábitos relacionados con la salud bucal en cuanto a que se cepillaba los dientes dos veces al día, visitaban periódicamente al dentista, no fumaban y tenían una alimentación sana en general.

“Sin embargo, consumían bebidas deportivas, geles y barras energéticas frecuentemente durante sus entrenamientos y competencias; el azúcar de esos productos aumenta el riesgo de caries dental, y su acidez incrementa el riesgo de erosión. Esto podría contribuir a los altos índices de caries y erosión ácida que observamos durante las revisiones dentales”.

Los problemas dentales también son comunes entre la población en general. En Estados Unidos, más de 80 por ciento de las personas tienen por lo menos una carie, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades. Y más de uno de cada cuatro adultos tiene caries no tratadas.

Para mantener la boca en buenas condiciones, los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades aconsejan beber agua fluorada y utilizar crema dental con fluoruro, cepillarse los dientes meticulosamente y usar el hilo dental, además de visitar periódicamente al dentista. Los fumadores deberían dejar ese hábito, y las personas en general deberían limitar su consumo de alcohol. Una persona debería acudir a dentista si observa cambios repentinos en el sabor y el olor de su boca, aconseja el organismo.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek