Los dos grandes del ciclismo actual no puede hacerlo como parte de su filosofía de “ganancias marginales”

Sky tiene una curiosa prohibición para sus ciclicistas. Chris Froome y Geraint Thomas tienen prohibido darse la mano tras las carreras, según informa Diario del Triatlón, como parte de su filosofía de “ganancias marginales” y sus múltiples medidas.

Esta filosofía pretende que, mediante pequeños gestos, los ciclistas tengan en cuenta una serie de elementos en su rutina para acabar consiguiendo una ventaja significativa sobre sus rivales.

La calidad de las almohadas, los materiales de los cascos y los maillots, el color del suelo del autobús… son solo algunos de los detalles que maximiza el rendimiento de los ciclistas mientras compiten, según creen en el equipo.

Esa misma filosofía justifica que, tras cada etapa, los ciclistas no puedan darse la manos. Evitar posibles contagios -además de una crema especial con el mismo fin- es lo que impide que puedan chocar los cinco y, como consecuencia, Froome y Thomas optan por chocar los puños.