555 
 
IronMan MdP
Síndrome del trasero muerto
Síndrome del trasero muerto
Se desarrolla cuando el glúteo medio se atrofia y pierde fuerza, algo común al estar mucho tiempo sentado

10 de julio de 2017
De la cama a la silla. De la silla al sillón. Del sillón al sofá. Y vuelta a empezar. Nos pasamos el día sentados, en casa, en el trabajo, en el coche, en los restaurantes y bares. No es ningún secreto que el sedentarismo en exceso tiene efectos adversos en nuestra salud. A estas alturas ya tendrías que saber que permanecer sentado día sí y día también nos puede hacer sufrir dolores de espalda, problemas de hombros, de circulación, pérdida de musculatura, etc. Más allá de todas estas, hay otra parte del cuerpo que se ve afectada y a la que no solemos prestar mucha atención.
“Síndrome del trasero muerto”. La voz del médico era seria y su tono, severo. Y aunque sonase a chiste, Jen A. Miller captó al vuelo que no se trataba de una broma. Se desarrolla cuando el glúteo medio -uno de los tres principales músculos en esa zona del cuerpo- se atrofia y pierde fuerza. Esto puede ocurrir si pasas demasiado tiempo sobre una silla o, incluso siendo muy activo, si no se trabajan esos músculos lo suficiente.

¿Dolor de espalda? Los ejercicios qué debes hacer si estás todo el día sentado
Basta trabajar a jornada completa en una oficina para estar 8 horas en una silla, algo nada recomendable. Pero puede reducir los problemas que causa con una sencilla rutina
Este último fue el caso de Miller, corredora habitual de maratones. “Los expertos en 'running' no paran de martillearnos sobre la necesidad del entrenamiento cruzado y de fuerza. Estaba corriendo tanto que me dije a mí misma que no tenía tiempo para las máquinas de ejercicio o de pesas, por lo que no puedo culparme más que a mí misma”, asegura la deportista en 'The New York Times'.
El cuerpo es un único sistema, y cuando te duele la rodilla o la cadera, suele tener que ver con unos glúteos débiles
La dolencia fue acuñada por primera vez por el fisioterapeuta Chris Kolba, del Centro Médico Wexner de Ohio, cuando uno de sus pacientes se quejó del dolor de rodilla mientras se entrenaba para una maratón. El síndrome, también llamado amnesia gluteal, deriva en la pérdida de estabilidad de la pelvis y la posterior aparición de dolores en las lumbares, cadera, rodillas y tobillos, debido a los intentos del cuerpo de compensar dicho desequilibrio. “Todo el cuerpo funciona como un único sistema, y cuando a la gente le duele la rodilla o la cadera, suele tener que ver con que su glúteo no es lo suficientemente fuerte”, señala el doctor Kolba en

No obstante, no hay que olvidar que la patología suele ser más frecuente en aquellos que optan por una vida sedentaria. “Al estar mucho tiempo sentado, el flexor de la cadera se acorta más y más, lo que lleva a que los músculos de los glúteos no se activen o no trabajen de la forma más óptima que deberían”, agrega Kolba.

¿Cómo se detecta?
Los médicos pueden localizar el síndrome a través de la llamada prueba de Trendelenburg, un examen físico en el que una persona levanta una pierna frente a ellos mientras está de pie. “Si la pelvis se hunde del lado del cuerpo en el que se levanta la pierna, esto indica debilidad en el medio glúteo del lado opuesto”, asegura Andrew Bang, quiropráctico en el Instituto de Bienestar de la Clínica Cleveland, a 'CNN'.
Levanta de esa silla de una vez. Muévete, camina o realiza estiramientos, y que se convierta en rutina para que al final lo hagas de forma automática
Asimismo, la curvatura de la espalda también podría ser síntoma de la amnesia. “Mientras que la espina lumbar debería tener naturalmente una forma de 'S', una curvatura todavía más extrema puede significar que los flexores de la cadera están tan tensos que envían la espina hacia el frente”, agrega el quiropráctico.

¿Cómo se puede prevenir?
Por fortuna, tenemos algunos métodos a nuestra disposición para evitar la dolencia. Lo primero y más importante es levantarse de vez en cuando en el trabajo. Olvídate de esa silla de una vez. Camina o realiza algunos estiramientos de piernas en tu escritorio, que se convierta en rutina para que al final lo hagas de forma automática, pero sin olvidar que hay que ir variando. “Haz lo que quieras, pero no dejes que tu cuerpo se meta en un ciclo repetitivo”, aconseja Bang.

Por otro lado, si ya eres una persona activa, es aconsejable alterar tu entrenamiento e introducir ejercicios que trabajen esa zona del cuerpo. Por ejemplo, Miller, la corredora de maratones, empezó a hacer bicicleta, a remar en las máquinas o a usar las elípticas.

 

Seguinos en las redes sociales

Redes SocialesRedes SocialesRedes SocialesRedes Sociales

 

Tené tu dije!


.

Aventura!
.
Aventura!
.
Rally Bike

Galería de fotos

.