Triatlón

El triatleta de Ramos Mejía, Buenos Aires, Flavio Morandini, ganó por primera vez la prueba.  Fue una paliza del joven deportista, quien ya desde el agua hizo buena diferencia. Romina Balena Palacio ganó entre las damas.

Concordia, Entre Ríos.   “Sos un monstruo”, “Animal”, le dijeron. Pero no era la gente que estaba alrededor, no, eran sus rivales, a los que les había dado poco menos que una paliza deportiva hacia instantes nada más. Flavio Morandini inscribió su nombre por primera vez en el Half Triathlon de Concordia al imponerse ayer de manera notable en la competencia.

La referencia inicial habla por sí sola, Morandini salió del agua con 2 minutos y 20 segundos de diferencia con Santiago Beltrán, quien también tuvo una muy buena natación aunque no un buen final de carrera. Y sacarle a alguien 2 minutos de diferencia en el agua es realmente asombroso, habla de que Morandini es “Aquaman”, literalmente.
Y al salir del agua con esa diferencia lo hizo correr en la bici con mayor confianza. Claro que la diferencia no era definitiva, porque había triatletas que andan muy bien en ciclismo, y son capaces de cualquier hazaña.

¡Próximo evento! ¡Próximo evento! ¡Próximo evento!

Pero Morandini también hizo muy buena bicicleta, siguió “volando” para conservar la ventaja con el segundo y el mismo que se acomodó en ese lugar fue Mario D´Elías. Y allí estuvo la primera vez que todos nos permitimos hacer algunos cálculos. No dudar, pero sí hacer cálculos. Porque D´Elías es un tremendo corredor pedestre, aunque la diferencia era de más de 3 minutos. Pero D´Elías confiaba en hacer buen atletismo y vaya si lo hizo porque le descontó muchísimo, al tiempo que terminó a 49 segundos del ganador.

Lo que equivale a decir que D´Elías es otro “monstruo”, porque de correrse unos 5 kilómetros más, la proyección hace pensar que podía haber ganado la carrera. Pero son cálculos, los que seguramente también los hizo Morandini, quien quizá presentía que ello podía pasar, que pudo haber regulado en una parte del pedestrismo, como para poder rematar con todo la carrera. Y lo cierto es que Morandini ganó, entero, como si nada hubiera pasado.

Oscar Galíndez
Algunos de ellos espejos para él en la actividad, como Oscar Galíndez, Andrés Darricau y hasta el mismo D´Elías. Ellos fueron los que usaron los adjetivos con los que empezamos este artículo, para definir lo que había hecho. Y fue realmente impresionante. Un triatleta que integró la Selección Argentina de Triatlón, que anduvo por el mundo corriendo las mejores competencias y que solo sorprende la forma de ganar, porque candidato era, seguro.

Triatlón
Romina Balena

“Voy a venir las veces que pueda, porque me sentí muy bien con la carrera, con la organización, con todo”, le dijo el ganador a Javier Del Castillo el hombre encargado de las entrevistas en la llegada.

El tercer lugar del podio fue completado por Emiliano Ponce, quien también hizo gran carrera para llegar a tan importante lugar.

Y otra vez hay que hablar de la organización, que fue brillante, siempre poniendo un plus para que todo salga bien. Oscar Galíndez, en la entrevista en la llegada, dijo “tienen que seguir apostando y lo hacen. Siempre hacen algo nuevo y si lo hacen es porque quieren seguir creciendo, y eso está muy bueno. Me encanta venir a esta carrera. No prometo nada, y de acuerdo a cómo esté el año que viene por supuesto que volveré”, dijo un grande de verdad en esto de las pruebas combinadas, ídolo y espejo de mucho que son más jóvenes que él.