Finlandia regala una isla por lanzar la jabalina a 93 metros

64

Los Paavo Nurmi Games han planteado a los mejores lanzadores de jabalina del mundo un curioso y revolucionario reto deportivo que muchos de ellos no han tardado en aceptar, a la vista de su increíble recompensa.

El comité organizador de esta competición de atletismo ha desvelado que si uno de los atletas consigue batir el récord nacional de jabalina, su premio será ni más ni menos que una pequeña isla aledaña.

Obviamente, la condición no es nada fácil. Y es que el lanzador tendrá que hacer volar la jabalina hasta una distancia mínima de 93,09 metros, el récord de Finlandia que Aki Parviainen logró hace ya 19 años. Eso sí, aspirantes no van a faltar.

“¡Claro que quiero ganar una isla!”
Tras enterarse de la recompensa que pueden llevarse, algunos de los mejores lanzadores de jabalina del momento han confirmado que disputarán la competición, que se llevará a cabo el próximo 5 de junio.

Advertisement

Es el caso del actual campeón mundial y también campeón olímpico Thomas Rohler, así como del alemán Johannes Vetter o el ídolo local, el finlandés Tero Pitkämäki.

De hecho, Johannes Vetter ha reconocido abiertamente que competirá por la posibilidad de tener en propiedad una isla: “¿Es esto cierto? ¿Una isla? ¡Claro que quiero ganar una isla!”.

La mejor marca de la temporada, inferior
Lo cierto es que, aunque a buen seguro los atletas darán lo mejor de sí mismos para llevarse un premio tan especial, si nos ceñimos a sus marcas no parece muy probable que alguno de ellos lo consiga.

El mejor lanzamiento de la presente temporada, logrado precisamente por Johannes Vetter hace apenas unos días, a finales de febrero, se sitúo en 91,20 metros. Aunque es cierto que no está muy lejos de los 93,09 que exige la condición, a este nivel es una distancia considerable. Habrá que ver si alguno sale de los Paavo Nurmi Games siendo propietario de una isla.