Este jueves se ha conocido la triste noticia del fallecimiento, el pasado lunes, del americano Alistair Eeckman, de 23 años, al estrellarse contra un autobús de línea mientras se entrenaba con la bicicleta en Weyer (Austria) en una suave sesión, apenas un día después de acabar sexto en el Duatlón Powerman Austria.

Eeckman, nacido en San Francisco y criado en Berkeley, se hizo profesional tras proclamarse campeón del mundo de duatlón en GE en Otawa con 18 años. Compaginó los estudios de Empresariales en la Universidad de Colorado (Colorado Springs) con los entrenamientos y la competición. Empezó a competir con la bicicleta cuando tenía 12 años y en 2010, acabó decimotercero en el Junior National Time Trials.

Ganó la carrera de carretera SeaOtter dos años seguidos y se convirtió en el campeón del distrito en escalada. Al final de la temporada 2012 decidió pasarse al triatlón. “Sólo para probar algo nuevo. Me encantó y descubrí que me iba mejor que el ciclismo”, explicaba en su página web oficial.Desde 2015 ha estado disputando triatlones como profesional.

¡Próximo evento imperdible!

El americano llevaba varias semanas residiendo en los Alpes, donde había disputado el Triatlón Alpe dHuez. También había terminado tercero en el Challenge de San Gil y segundo, en el Powerman Duathlon de Panamá. Ahora estaba preparando el Mundial de Duatlón de Larga Distancia en Zofingen, en el que el año pasado fue décimo. Un día después del accidente, tenía planeado volar a Suiza.

Varios compañeros de profesión han mostrado su tristeza y sus condolencias a la familia en las redes sociales.

Fuente: Bles