La organización de la carrera denunció el comportamiento de varios corredores que hicieron trampas fotocopiando los dorsales de otros compañeros para ganar un viaje a Nueva York.

España.  La Maratón de Sevilla celebrada el pasado 17 de febrero no ha estado exenta de polémica. Se impusieron los etíopes Ayana Tsedat (2.06.36 h en categoría masculina) y Gutemi Shone Imana (2.24.28 h en categoría femenina), pero la noticia estuvo en lo que pasó unos días después.

La organización de la carrera denunció públicamente, a través de sus redes sociales, el comportamiento de varios corredores que hicieron trampas fotocopiando los dorsales de otros compañeros. Y todo con la intención de ganar un sorteo que incluía un viaje a Nueva York con todos los gastos pagados para participar en la maratón estadounidense.

¡Próximo evento! ¡Próximo evento! ¡Próximo evento!

«Por primera vez en nuestros XXXV años de historia, hemos aplicado algo parecido al ‘VAR’ para descalificar a un corredor. Hemos trasladado al Juez Árbitro de la RFEA el asunto, como recoge el apartado 10 de nuestro reglamento», explicaron desde la Maratón de Sevilla.