La organización de la carrera denunció el comportamiento de varios corredores que hicieron trampas fotocopiando los dorsales de otros compañeros para ganar un viaje a Nueva York.

España.  La Maratón de Sevilla celebrada el pasado 17 de febrero no ha estado exenta de polémica. Se impusieron los etíopes Ayana Tsedat (2.06.36 h en categoría masculina) y Gutemi Shone Imana (2.24.28 h en categoría femenina), pero la noticia estuvo en lo que pasó unos días después.

La organización de la carrera denunció públicamente, a través de sus redes sociales, el comportamiento de varios corredores que hicieron trampas fotocopiando los dorsales de otros compañeros. Y todo con la intención de ganar un sorteo que incluía un viaje a Nueva York con todos los gastos pagados para participar en la maratón estadounidense.

“Por primera vez en nuestros XXXV años de historia, hemos aplicado algo parecido al ‘VAR’ para descalificar a un corredor. Hemos trasladado al Juez Árbitro de la RFEA el asunto, como recoge el apartado 10 de nuestro reglamento”, explicaron desde la Maratón de Sevilla.