Hay muchas formas de completar los 42 kilómetros y 195 metros…

México.  Una enfermedad fulminante acabó con Víctor Hugo Pérez, pero no con su sueño de terminar el Maratón de la Ciudad de México.

El 23 de agosto pasado, el padre de familia y corredor aficionado perdió una batalla de un mes con un mal pulmonar que le quitó la oportunidad de enfrentarse a su prueba de los 42k, pero sus seres queridos no lo abandonaron y aún con el duelo encima recorrieron la capital para cumplir con el objetivo que Víctor Hugo se había planteado desde tiempo atrás.

“Mi tío era un corredor bastante sano. Una persona muy amable, siempre corría 10 kilómetros diario de lunes a viernes. Enfermó de salud, de los pulmones, a pesar de que no tenía ningún vicio, pero enfermó y murió apenas el jueves pasado.

“Venimos sus hijos, esposa, mamá, hermanos y conocidos. Algunas personas corrieron todo el maratón por él”, dijo su sobrina Lorena Cardelas.

El doctor de profesión tenía el número de registro 13,804 para participar en el maratón. Su familia no pasó por encima su interés por hacer el recorrido y se uniformó con una playera que mostraba la imagen de su ser querido acompañada de la leyenda “Corriendo con Víctor Hugo, competidor Maratón CDMX 2018”.

“Algunas personas se inscribieron al maratón y lo están corriendo. Los esperamos para correr juntos con las cenizas de mi tío. Su esposa nos está esperando en el kilómetro 40 y ahí quiere ir sola hasta la meta“, agregó.