Para llamar la atención, un ingeniero ha creado unas chanclas con una impresora 3D y asegura que correrá la Maratón de Boston con ellas para demostrar sus virtudes.

Seguro que tu madre te ha dicho mil veces que no corrieras en chanclas y mucho menos si se trataba del borde de la piscina. Un resbalón puede ser lo de menos, las sandalias suelen tener una ergonomía bastante negativa para nuestra pisada. Las típicas que usamos en verano para ir a la piscina o a la playa, o las que usamos en los vestuarios para ducharnos, tampoco necesitan una suela especial. Sin embargo, cuando se trata de un calzado que vamos a llevar puesto varias horas al día, lo ideal es que sea lo más parecida a nuestra planta del pie.

Para llamar la atención, un ingeniero ha creado unas chanclas con una impresora 3D y asegura que correrá la Maratón de Boston con ellas para demostrar sus virtudes. Analizamos las chanclas Wiivv y la loca idea de este señor.

Wiivv se ha lanzado con la iniciativa
La empresa de calzado y plantillas ha decidido llevar adelante el proyecto de Chris Bellamy. Las chanclas son totalmente personalizables y podrás pedirlas para lucirlas en esta primavera.

Advertisement

Gracias a su impresión en 3D, el calzado se adapta perfectamente al pie del individuo. Todo comienza cuando visitamos la web de Wiivv y pinchamos el tipo de sandalia que preferimos. Acto seguido, mediante la aplicación que disponen para este calzado, enviaremos una foto de nuestro pie para que tome las medidas precisas midiendo más de 200 puntos en el pie. Se logra un contorno exacto, teniendo en cuenta el ancho, la longitud, el volumen de los pies y el espacio entre los dedos. ¡Casi como un guante!
Una vez que tienen las medidas, le imprimen en 3, seleccionando el tamaño adecuado del arco de la planta, el contorno y la colocación exacta de la correa entre los dedos. Por último, en 10 días las podrás disfrutar en casa.

La Maratón de Boston, su prueba de fuego
Esta prueba es una de las más destacadas mundialmente cada uño. Más de 35.000 corredores recorrerán las calles de Boston el 16 de abril, siendo más de 500.000 los espectadores que estarán a pie de valla disfrutando de la carrera.
26’2 millas (42 kilómetros) es lo que recorrerán los corredores más entrenados, aunque este año llamará la atención la presencia de Chris Bellamy con su par de chanclas.

A pesar de que reconoce que no son específicas para correr largas distancias, afirma que “pasamos muchas noches sin dormir, impulsando innovaciones bastante radicales en el diseño, los materiales, y optimizando la biomecánica y la comodidad. Así que no estoy preocupado en absoluto por recorrer los 42 kilómetros completos“.