Tips para mantener las zapatillas

La mayoría de los atletas tienen su “adoración por las zapatillas”. Te pasaremos algunos tips básicos.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires  La mayoría a de los atletas tienen un vínculo especial con las zapatillas que utilizan para sus carreras. Es como una relación de cariño y confianza en la que el atleta se siente seguro si le acompañan sus queridas zapatillas que ya le han dado más de una alegría.

Si es tu caso, no dejes de mimarlas y dales un trato adecuado. ¿Cómo puedes hacerlo? Aplicando estos sencillos consejos para mantener tus zapatillas limpias y en buen estado: No laves tus zapatillas en la lavarropas. El barro, la arena o la suciedad que puedan tener se debe limpiar con un cepillo, un poco de agua caliente y un jabón antigrasa.

¡Próximo evento imperdible!

Es recomendable hacerlo periódicamente, por ejemplo, cada dos o tres semanas. Casi el cien por cien de las zapatillas que se comercializan en la actualidad traen una plantilla extraíble de serie. Retírala y lávala por separado, de esta manera la parte interior de la zapatilla mantendrá la frescura. Los cordones también se pueden lavar por separado e incluso sustituirlos por otros en mejor estado.

Si la zapatilla se mojó hay que lavarlas lo mas rápido posible y, mas aun, si fue en agua estancada. Nunca dejes las zapatillas en remojo mucho tiempo cuando las lavas. El agua que las contiene se pudre y genera olor que es muy dificil de erradicar, aun estando limpias. Es posible que pierdan un poco el olor, pero al usarlas, aflore nuevamente por la accion de la transpiración del pie.

A la hora de secar las zapatillas, no las coloques junto a aparatos que emitan calor, como radiadores o calefacciones, es preferible al sol, pero no cuando este esté muy fuerte como en el verano.
El calor deforma el calzado y eso es algo que adulteraría la propia estructura de la zapatilla y todo su funcionamiento. Para secarlas, puedes llenarlas de papel de periódico que empape el agua y la humedad del interior. Déjalas en reposo hasta el día siguiente.

No olvides, cuando te quitas las zapatillas, colocarle talco. Este las mantendrá secas y desodorizadas