Con mas de 170 Kg inspira a runners ¡Corrió un maratón!

Una corredora se ha convertido en un ejemplo para muchos que, como ella, luchan contra sus problemas de control de peso

8
Tiene el record de ser la personas mas obesa en terminar un maratón

Jennifer Smith siempre ha sido consciente de su peso, pero a pesar de ello su nivel de competitividad le llevaba a admitir que si corría una carrera y ella era la última persona en terminar, renunciaría.

Este verano se aventuró a correr una maratón, hasta el momento solo había corrido recorridos de 5 kilómetros. Antes de que pudiera echarse para atrás, estaba en la línea de salida.

Su peso es de 346 libras, por lo que no esperaba terminar la maratón con un buen tiempo. Esta vez se conformaba con cruzar la meta, no importaba cuando.

¡Próximo evento! ¡Próximo evento! ¡Próximo evento!

Completar un maratón completo ya es un logro enorme para ella, su verdadera lucha está lograr una salud mejor Smith ha luchado contra su peso durante años. Ha llegado a pesar un máximo de 380 libras después de que un accidente la dejó incapaz de moverse.

“Tuve dos cirugías y no pude caminar ni pisar el suelo durante tres meses después de una lesión en el roller derby en julio de 2013”, cuenta a Woman’s Day Smith.

Smith, de 33 años, a Runner’s World. “Fue entonces cuando me di cuenta de que estaba pasando mi vida y yo no me movía. Había engordado mucho por estar sentada durante tres meses, así que decidí comenzar a caminar y hacer 5Ks “.

Cuando Smith comenzó a practicar deporte, ella luchó contra sí misma y su mente. Ella quería ir más rápido, pero su cuerpo no la dejaba. Su primer 5K le tomó 90 minutos, pero lo hizo. Tampoco desistió y siguió corriendo más carreras.

Su mayor hito llegó en 2018 cuando finalmente consiguió bajar de la hora en una carrera de 5 kilómetros. Pero lo que más la motivó fue el impacto que tuvo en otras personas. La gente la veía en una carrera, y no la miraban ni se burlaban de ella. Todo lo contrario, se convirtió en inspiración para muchos.

Smith ha conseguido que otros corredores de talla grande se animen a llegar al a meta corriendo, e incluso ha conseguido que miembros de la familia se unan a ella en las carreras.
“Mi papá siempre me apoyó mucho en mis carreras”, dijo Smith. “Siempre me dijo que podía hacer cualquier cosa que me propusiera, y que si corría un maratón, trataría de estar allí para verlo”. Le prometí que lo haría algún día.

Smith estaba intrigada por el desafío, pero encontrar una carrera de maratón adecuada para ella resultaba difícil. La mayoría de los maratones tienen un requisito de tiempo, a menudo alrededor de siete horas, que Smith no habría podido cumplir. Ella necesitaba un evento que no eliminara a nadie por sus tiempos. Aunque son raros, existen y Smith encontró uno que se celebraba cerca de su casa en Clinton, Iowa.

La planificación y entrenamiento para la carrera comenzó un año antes. Smith no quería simplemente correr por ella. Quería correr por cualquiera que pensara que no podía hacerlo, especialmente aquellos que se sentían limitados por su peso. Con 380 libras en ese momento, se inscribió e inmediatamente contactó al Guinness World Records para ver si calificaría para que la mujer más pesada en completar un maratón, que actualmente posee Ragen Chastain, quien completó Mainly Marathons en 288 libras en mayo de 2017.

Una vez que obtuvo la aprobación, de Guinness y de sus médicos, comenzó la cuenta regresiva para el día de la carrera, pero fue un año difícil antes de llegar al día de la carrera.

En septiembre pasado, el padre de Smith murió inesperadamente de un ataque al corazón. Aunque difícil de manejar, Smith lo usó como motivación para cumplir la promesa que le hizo a su padre.

Con eso en mente, Smith se encontró en la línea de salida de la carrera el pasado 11 de julio, rodeada de una multitud de 80 corredores, todos ansiosos por comenzar. Sin embargo, Smith no tenía tanta confianza en ella misma en ese momento.

“El entrenamiento no había salido según lo planeado, ya que este verano fui entrenadora de dos equipos de softbol, ​​y lo más que pude correr de una vez fueron 8 millas”, contó Smith. “Todo lo que tenía en mente al principio era que no sabía por qué motivo estaba haciendo todo esto”.

Por suerte, esos pensamientos disminuyeron una vez que comenzó la carrera. El maratón consistió en un recorrido de 12 vueltas donde los corredores recogieron una banda elástica cada vez que terminaban una vuelta. Smith comenzó en la parte de atrás, un promedio de 21 a 22 minutos por milla y fue constante hasta la milla 17. Fue entonces cuando bajó la velocidad y comenzó a preocuparse.

“Cuando llegué a la milla 20, no estaba segura de lograrlo”, dijo Smith. “Me dolían los pies, tenía ampollas y no sabía si iba a seguir. Pero luego pensé en mi papá. Me mostró que puedo hacer cualquier cosa que me proponga, así que miré hacia las pocas nubes en el cielo y supe que estaba mirando, así que no podía decepcionarlo “, relata.

Las últimas seis millas son siempre las más difíciles y Smith luchó como lo habían hecho muchos corredores antes. Cuando llegó a la curva final en la vuelta 12, al ver la línea de meta, fue corriendo lentamente hasta terminar la carrera.

El tiempo final de Smith fue de 11.50.36 h. Cuando cruzó la línea, no solo completó su primer maratón, sino que se convirtió en la mujer más pesada en terminarla.

Aunque el registro no es oficial hasta que Guinness lo verifique, Smith reunió todas las pruebas requeridas (videos, declaraciones de testigos, pesos iniciales y finales, e información de contacto del director de la carrera) y se está preparando para enviarlo para su verificación.

Este no es el final de la carrera de Smith, que quiere seguir inspirando a cualquier persona, de cualquier tamaño, para seguir compitiendo. Durante el maratón, aprendió que un 50K es solo cinco millas más que un maratón. Al principio fue una broma, pero aproximadamente una semana después, ella y un compañero de trabajo están buscando completar uno en 2020.