Baptiste Boirie saltó 6,17 metros, un centímetro más que la marca de Lavillenie

Renaud Lavillenie ostenta el récord del mundo de salto con pértiga desde 2014, con 6,16 metros, una marca que de momento sigue incontestada, aunque el lunes, el francés Baptiste Boirie lo superara por un centímetro. El motivo es que, pese a que saltó 6,17 metros, lo hizo ayudado por un monopatín eléctrico en carrera.

Boirie, que también salta con pértiga de forma convencional (tiene una marca personal de 5,65 metros), hace años que se estrenó con esta modalidad en la que el saltador tiene la ayuda de un patinete. Así, la carrera automática le permite llegar hasta la colchoneta sin gastar energía, además de tener unos centímetros extra al iniciar el salto desde encima del monopatín. Pero pese a todo, el salto que realizó el lunes sigue siendo espectacular.

El atleta comenzó esta modalidad en 2012, con una marca inicial de 4,60 metros, y ha ido batiendo récords a lo largo del tiempo, pero en esta ocasión explicó en las redes sociales que estuvo especialmente inspirado tras la victoria de Francia en el Mundial de Rusia y quiso celebrarlo desde Jorckrim (Alemania).

“6,17 m. Después de esa súper victoria de la selección francesa tenía alas y me encantó hacer este show de locos en Jockrim!! Una marca de récord simbólico!!”, escribió Boirie, “máximo respeto por Renaud Lavillenie es una marca tremendamente alta!! El salto con pértiga con monopatín no se puede comparar con el salto con pértiga convencional, es diferente y estoy muy contento y honrado de tener la oportunidad de vivir esas sensaciones!!”.