El campeón olímpico de 1.500 y triple oro mundial mantiene que es inocente. Tendrá que cumplir cuatro años de sanción por EPO. Fin de su carrera.

Asbel Kiprop, de 28 años, que fue campeón olímpico de 1.500 metros en Pekín 2008 y mundial en Daegu 2011, Moscú 2013 y Pekín 2015 y que dio positivo por EPO el pasado mes de noviembre, renuncia a su defensa: “No tengo dinero para pagar a los abogados y contratar médicos calificados que puedan dar su opinión sobre mi muestra y desacreditar cualquier posible razón injusta de por qué la muestra resultó en un hallazgo de EPO”, dijo en su cuenta de Facebook.

Pero mantiene su inocencia, a pesar de las evidencias clarísimas. Fue cazado en un control fuera de competición. Kenia se ha visto envuelta en algunos casos de dopaje en los últimos tiempos y, de hecho, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y la Asociación Mundial Antidopaje (AMA) la tienen su punto de mira.

“Soy financieramente débil para desafiar a mi acusador, la IAAF, para la que siempre he trabajado duro. Sin embargo, soy rico en verdad y sinceridad, pero esto parece no significar nada”.

Asbel Kiprop, nacido en Eldoret, la cuna de muchos corredores kenianos de mediofondo y fondo, tiene una mejor marca en 1.500 metros de 3:26.69 en 2015, lo que le convirtió en el tercer mejor atleta del ránking mundial de todos los tiempos, tras el marroquí Hicham El Guerrouj (3:26.00) y el estadounidense de origen keniano Bernard Lagat (3:26.34).

Fuente As.